¿ QUÉ ES EL ACNÉ ?
 
¿Con qué frecuencia ocurre el acné?

A. Frecuencia del acné
Virtualmente cada adolescente tendrá en algún momento de su vida una cantidad pequeña de granos de acné y otros tendrán más. Un ochenta y cinco por ciento de la población tendrá lo que se llama acné fisiológica. Este suceso normal de la adolescencia produce muy a menudo angustia en el joven. Un quince por ciento, sin embargo tendrá una forma mas problemática de acné, la cual puede ser leve, moderada o grave y se le llama acné clínica. Esta forma necesitará la ayuda de un especialista dermatólogo. Sin embargo, con los tratamientos médicos disponibles hoy en día, la mayoría de los pacientes de acné clínica pueden recibir un tratamiento exitoso.

B. Proporción entre los sexos
Se afectan ambos sexos igualmente pero la gravedad es normalmente mayor en los hombres.

C. Edad en que aparece la acné y su duración
La acné normalmente comienza a aparecer en los primeros años de la adolescencia. Se nota primeramente en las mujeres porque comienzan su pubertad a una edad más temprana. Muy rara vez se pueden notar unos pocos granos a la edad de ocho o nueve años. Sin tratamiento los granos se multiplican, llegando a su máximo a la edad de 17 años en el caso de mujeres y de 18 -19 años para los hombres. La severidad de la acné suele mantenerse constante y se mejora gradualmente a partir de los 21-22 años. En la mayoría de la gente, la acné clínica mejora antes de llegar a la edad de 25 años pero en el 5% de las mujeres, puede persistir hasta la edad de 40 años. Se nota esta persistencia en sólo el 1% de los hombres afectados. La acné de la adolescencia puede durar entre cuatro y seis años.

D. Herencia
La acné puede ser hereditaria pero hasta ahora ha resultado difícil probarlo.


¿Qué son los granos de acné?

LA ACNÉ ES UNA ENFERMEDAD DE LAS GLANDULAS SEBACEAS DE LA PIEL Y DEL CONDUCTO A TRAVÉS DEL CUAL ELIMINA SUS SECRECIONES (SEBO) HACIA LA SUPERFICIE. Tales glándulas se observan en su mayor parte en la cara, la espalda y el pecho, que son los sitios donde la acné normalmente aparece. Aun que la mayoría de los que sufren tienen algún tipo de acné en la cara, no todos la tienen en la espalda o pecho. A la inversa, una cantidad pequeña de individuos tendrán acné en el tronco pero ningún grano en la cara.

En los enfermos de acné se reconocen varios tipos de granos. Se pueden dividir en granos no-inflamados y granos inflamados. Los granos no-inflamados son puntos (comedones) negros o blancos. Los granos inflamados son pápulas, pústulas, nódulos o quistes (Figuras 4 y 5).

La mayoría de la gente conoce la apariencia de un punto o comedón negro; los comedones negros consisten en el exceso de células en los conductos de la piel y la acumulación de melanina (el pigmento del cutis).

Los comedones blancos son puntos cuyo tamaño es parecido al de los comedones negros, hasta 2 mm., y muy a menudo son más numerosos que los negros con una relación de 5 a 1. Tienen el color de la piel pero la salida por donde se escapa la grasa y las bacterias es apenas visible. Muy a menudo hay que estirar el cutis y examinarlo con una luz brillante para poder ver los comedones blancos (Figura 6).

Los comedones blancos son más propensos a evolucionar a granos inflamados puesto que el material dentro del conducto de un comedón negro puede escapar más fácilmente; mientras que el comedón blanco queda taponado.

Se llaman pápulas a los pequeños granos rojos reconocidos por los enfermos de acné y a los granos amarillos con pus se los denomina pústulas. Según el alcance de la inflamación, el grano inflamado puede ser grande y a veces sensible; y se los conoce como nódulos y, cuando son más grandes, o tipo quistes.

Las pápulas y las pústulas duran normalmente entre tres y diez días, pero los nódulos pueden durar hasta dos o tres semanas y un quiste puede durar unos meses. Los nódulos y quistes pueden dejar cicatrices.
Hay dos tipos de cicatrices: pueden ser engrosadas y se destacan de la superficie de la piel (cicatrices hipertróficas o queloides) o quedar bajo la superficie de la piel (máculas atróficas o cicatrices atróficas.


¿Por qué salen los granos de la acné?

A. Producción aumentada de grasa (seborrea)
Las glándulas sebáceas están bajo el control de las hormonas sexuales y es por esa razón que la acné aparece durante la pubertad. Las hormonas principales que estimulan las glándulas sebáceas se llaman andrógenos; estas se originan en los testículos del hombre y en los ovarios y las glándulas adrenales de las mujeres. Los jóvenes muy a menudo tienen la piel y el pelo grasosos, los cuales resultan de la grasa (sebo) excesiva producida por estas glándulas durante dicho período. En aquellos que tienen acné, ésta es muy notable por la composición brillante que la piel presenta.
B. Comedones negros y blancos
Los mecanismos precisos para el desarrollo de lesiones no inflamatorias son poco claros pero es muy probable que ciertos componentes de la grasa secretada por las glándulas sebáceas puedan ayudar a producir estas lesiones.
C. Bacterias

El mecanismo preciso para la inflamación también es poco claro, sin embargo casi seguramente involucra las bacterias. La piel de la cara y del tronco superior de cada persona que ha pasado la pubertad con o sin acné, esta colonizada por muchas bacterias, en particular por Propionibacterium acnes (P. acnes).

Por razones no totalmente entendidas, estas entran en el conducto y producen una gama entera de sustancias biológicamente activas las cuales escapan con el tiempo a la parte circundante de la piel. Se debe recalcar que la acné no es infecciosa; se debe a una reacción entre las bacterias normales de la piel y la cantidad y calidad anormales de la grasa producida por los enfermos de acné. También se debe a la manera en la cual el individuo responde a estas sustancias químicas, es importante en cuanto al grado de inflamación de la acné. Algunos pueden producir mayor reacción inflamatoria que otros y así pueden tener granos inflamados que son más grandes y que duran más tiempo que el individuo que produce una reacción menos inflamatoria.



¿Qué empeora la acné?
Ciertos factores fisiológicos pueden empeorar la acné. Una erupción de acné precisamente antes de la menstruación no es rara. El embarazo no tiene efecto consistente en los granos. Los rayos del sol pueden mejorar la acné pero las dietas no desempeñan ningún papel en la acné y una higiene personal defectuosa no tiene efecto nocivo en la condición. No hay evidencia que el chocolate cause granos.

A. Consejos generales
Es importante comprender que la acné dura largo tiempo, aún con terapias efectivas. Sin embargo, normalmente se pueden mantener los granos bajo un control razonable. En un 80% de los pacientes se mostrará mejoría de la acné dentro de los seis meses pero en algunos casos será necesario aplicar un tratamiento más prolongado.
B. Tratamiento tópico o local
Virtualmente muchos de los enfermos de acné fisiológica suelen responder al tratamiento tópico. Aquellos que tienen acné leve también tendrán éxito con un tratamiento tópico. Si estos no responden o se encuentran psicológicamente afectados deberán realizar tratamiento por vía oral (pastillas).

• Efectos secundarios del tratamiento tópico:
Puede aparecer irritación causando escamas y enrojecimiento, común con el uso de cremas y lociones.

C. Tratamiento por vía oral (tratamiento oral)

Esencialmente hay tres grupos de terapias orales: antibióticos, regímenes hormonales y retinoides. Se obtienen sólo con receta, y a excepción de los retinoides, el resto debe asociarse a un tratamiento tópico.

C1. Antibióticos orales C2. Terapias hormonales C3. Retinoides
Los antibióticos funcionan de dos maneras: reducen la cantidad de bacterias y minimizan la inflamación. Se deben tomar durante por lo menos 6 meses.


Efectos secundarios de la terapia antibiótica:
A veces, puede verse una erupción muy difundida y con picazón teniéndose que suspender el tratamiento. Pueden aparecer náuseas o dolor abdominal (cólico), acompañado a veces por diarrea.

La píldora anticonceptiva “común” tiene poco o ningún efecto sobre la acné. Pero existe un anticonceptivo especial que contiene estrógenos y un antiandrógeno que se llama acetato de ciproterona.

Los tratamientos hormonales funcionan principalmente suprimiendo la producción desmesurada de grasa. Normalmente se aplican durante 18 meses y deben darse, al igual que los antibióticos, en conjunto con cremas tópicas. Están contraindicados en los hombres.

• Efectos secundarios de los tratamientos hormonales:
Los efectos secundarios del anticonceptivo que contiene el antiandrógeno no son distintos de aquellos de las píldoras anticonceptivas normales.
La droga Roaccutane® se puede dar a los pacientes que sufren de acné moderada a severa, y a aquellos que no responden a terapia convencional adecuada. Esta droga ha resultado beneficiosa en pacientes cuya acné no ha respondido a otros tratamientos. Roaccutane®  no es ni hormona ni antibiótico, y si es un derivado de la vitamina A. Tiene que usarse con sumo cuidado y se deben seguir rigurosamente las instrucciones del médico.

Roaccutane®  reduce dramáticamente la formación de grasa en las glándulas sebáceas. La droga reduce la formación de comedones negros y blancos y reduce favorablemente la cantidad de bacterias, aunque no es antibiótico. Además, por mecanismos complejos, reduce la inflamación. Así que la Roaccutane®  influye en los cuatro factores causantes de la acné y por eso no es sorprendente que se la considere una droga extremadamente útil en la terapia de la acné. Normalmente se necesita un ciclo de entre cuatro y nueve meses de  Roaccutane® oral, después del cual la mayoría de los pacientes no tendrán más acné y muchos de ellos probablemente no volverán a necesitar nunca más tratamiento por vía oral. La duración del tratamiento está ligada al peso del paciente y a la dosis diaria prescripta para cada paciente.
Antes, durante y después del tratamiento con Roaccutane®  oral.
D. Tratamiento de cicatrices
Algunos pacientes con acné grave pueden desarrollar cicatrices. Con los tratamientos modernos disponibles la cantidad de pacientes con cicatrices debe disminuir año por año. La mayoría de los pacientes con mínimo o mediano cicatrizamiento por la acné aceptan el problema y con el tiempo estas cicatrices tienden a mejorarse por sí mismas. Algunos pacientes con cicatrizamiento regular o anormal pueden ser sometidos a una dermabrasión. Se nivela la piel para quitar las cicatrices; la expectativa de éxito es alrededor de un 20%, pero es una operación seria y sólo los pacientes que tengan una buena razón para ella deben someterse para dermabrasión. Si no está seguro, no se debe recomendar la cirugía. No se debe realizar ninguna cirugía durante el verano, ni durante el tratamiento, ni hasta 6 meses luego de finalizado el mismo, debido al riesgo del desarrollo de hiperpigmentación de la piel.Una cantidad muy reducida de personas con cicatrices superficiales pueden responder bien a la inyección intradérmica de colágeno.